Brasil desvela los 5 motivos de Neymar para fichar por el Madrid

Neymar no lleva ni un año en las filas del PSG y ya se ha cansado de jugar allí. Eso es lo que desvela el portal brasileño UOL, el mismo que adelantó la reunión de Florentino Pérez con el padre del jugador. Eso sí, este medio asegura que Neymar tiene cinco grandes motivos por los que quiere dejar el PSG.

La violencia

El punto principal. En todos los partidos, Neymar se queja de los violentos marcajes de los equipos contrarios. Este es el motivo que le hace provocar a los oponentes, como en el partido contra el Rennes, cuando dominó la pelota de espaldas en el centro del campo y le hizo un sombrero a su oponente.

En la liga francesa, Neymar recibe un promedio de 5,7 faltas por partido mientras que en su etapa en España, cuando jugaba en el Barcelona, en las cuatro temporadas que estuvo recibió una media de 3,5.

El arbitraje

Neymar comenta sentirse perseguido por el arbitraje en la liga francesa. Para él, son varias las faltas claras que no le han pitado. Su opinión es que se le debe proteger más de lo que lo hacen los colegiados. En el campo, reclama a los árbitros este tipo de circunstancias…y al final le cuesta expulsiones y sanciones como la que vivió ante el Marsella.

Nivel técnico de la liga gala

Neymar considera decepcionante la calidad técnica de la liga francesa. Es más, su padre ya le advirtió del bajo nivel técnico de los futbolistas en Francia. Necesita brillar en competiciones como la liga española o la Premier League para tener más repercusión y ser candidato al Balón de Oro.

El césped de los campos en Francia

El brasileño ha quedado negativamente sorprendido por el estado del césped en la gran mayoría de los campos franceses. La hierba suele estar muy alta y el campo llega a presentar agujeros. Neymar piensa que todo se trata de una artimaña para dificultar el juego del PSG pero que, gracias a ello, hay más riesgo de lesionarse.

Concentraciones y viajes

Neymar no es nada partidario de tener que hacer viajes en autobús a pesar de que haya partidos en los que, por cercanía, el equipo opte por moverse por carretera en lugar de hacerlo en avión o en tren. Además, el hecho de que Emery les concentre la noche anterior para todos los partidos, incluyendo los que se juegan en casa ante rivales de la parte baja, es algo que tampoco le agrada.