Daniele De Rossi habló sobre Boca Juniors y no se guardó nada

Daniele De Rossi, ex jugador de Boca juniors, estuvo en Deportes la Nación, y habló de varios temas referentes a Boca juniors. El italiano confesó en qué momento decidió salir de Boca, y además de eso, aseguró que quiere volver a Boca Juniors.

El jugador empezó diciendo que extraña Boca: “No pasa semana que no extrañe todo de Boca, de Buenos Aires”.

“La camiseta de Boca Juniors es la más linda que hay. Tengo la 16 nueva, sí, llamé al chico de Adidas y le pedí que me la mande… Como si siguiera siendo mía”.

Sobre Carlos Tevez: “Cuando alguien duda de tu nivel, los campeones, los que son número 1, suben de nivel y les cierran la boca a todos. Pasa siempre y en todos lados. Y un fenómeno como él es otro ejemplo”. “Russo le dio mucha confianza y encontró el estado físico óptimo, no me sorprendió, no estamos hablando de un desconocido o de un jugador cualquiera. Estamos hablando de Tevez”.

“Tengo en mi cabeza la idea de volver como entrenador de Boca, sí o sí”. “Puedo ser el último de la lista, pero mi idea es esa. Si las cosas seguían bien, ya había quedado con Nicolás Burdisso en que iba a empezar mi carrera de entrenador en las inferiores del club. Eso fue antes de que empezaran los pequeños problemas familiares”.

“El día que firmé la rescisión levanté la cabeza y estaba la Copa Libertadores en una vitrina. Y me dije, ‘de lo que podía dejar como futbolista, no dejé nada, por eso quiero volver como entrenador porque este club está en mi corazón”.

“Las vueltas de la vida dirán, pero mi deseo es dirigir a Boca… A Paolo Goltz ya le dije que lo quiero como ayudante de campo, y me tendrá que cebar unos buenos mates”.

“Yo hablo muy seguido con ellos, con muchos de mis compañeros… Les mandé videos, notas de audio, los cargué, Les dije que todo era por mis méritos, que ellos no habían hecho nada para ganar el título…, jaja”.

“Franco Soldano, Izquierdoz, y Paolo Goltz están en mi corazón. Me ayudaron, nos acoplamos fácil, en una semana ya sentía que los conocía desde siempre”.

“Estoy re tranquilo con mi conciencia, pero muchas veces me despierto extrañando a Boca”.

“No miento. Imagínate si voy a decir cagadas, mentiras, en un país que no es mi país. Nunca me perdonaría poner a mi hija como razón para cubrir alguna excusa. En noviembre había tomado la decisión: mi hija me extrañaba muchísimo. Tenía que volver a Roma”.

“Román intentó convencerme que me quede, y lo intentaron Bermúdez y Cascini también. Fueron muy amables. No podía convencerme nadie, ni un genio como Riquelme, ni mi padre ni mi abuelo. Nadie. Fue algo muy pensado”.

“Si digo que amo a Boca, soy vendehumo; si explico las razones de mi decisión, soy vendehumo . En Argentina es así y acá en Italia es parecido. En Argentina ese vendehumo se usa para todos, para los futbolistas, los políticos, para cada pelot*do en la calle”

(Imágenes tomadas de Internet)