Dos cracks del Real Madrid comienzan a distanciarse

Luego de levantar su imagen en La Liga ante equipos como Deportivo, Eibar, Betis y haber eliminado al equipo que había anotado más goles en la fase de grupos de Champions: Paris Saint Germain. Parece que en el Real Madrid, por fin va todo bien, pero ha salido a la luz una noticia que podría decir lo contrario.

Isco y Ramos mantienen una fría relación en el vestuario.

Tras la crisis que vivió el equipo durante 4 meses, Zinedine Zidane pensó que la confusión en el vestuario había terminado. Sin embargo, ahora tiene que lidiar con una situación que puede resultar un tanto filosa: la comunión verbal entre un peso pesado del vestuario y un crack español.

Ramos e Isco. El sevillano anda molesto con el malagueño a causa de una razón: sucedió en el campo de Los Periquitos: Isco fue sustituido y salió del campo caminando, a pesar de que su equipo estaba buscando la victoria.

Así que Ramos le recriminó en público y privado esa actitud. E Isco, que solo está pensando en el Mundial, tomó muy mal la crítica y hasta ahora se ha encerrado en su burbuja y ha perdido el entusiasmo. De hecho, la forma de encarar los problemas del malagueño, ha ocasionado que un sector de la cúpula madridista esté pensando en venderlo en el próximo mercado de verano.