El ´Culpable’ de qué Cristiano Ronaldo haya subido tanto de nivel

Cristiano Ronaldo ha dado un cambio radical en esta segunda parte de la Liga de cara a gol. Su doblete ante el Eibar reafirman que el portugués está en un estado de gracia y ahora mismo es el terror de los guardametas. Los datos del Cristiano de esta vuelta comparados con el de la primera, son totalmente antagónicos.La noche y el día, así podría calificarse la temporada de Cristiano en Liga ahora en esta segunda vuelta del campeonato.

El mejor jugador del mundo se ha puesto las pilas como sólo él sabe y sus números hablan por sí solos. Con su doblete ante el Eibar suma 18 goles en Liga, 13 en lo que va de 2018, una barbaridad.

Y es que el Cristiano de la primera vuelta no era el Cristiano que todo el mundo conoce, un jugador que necesitaba de al menos 23 disparos para conseguir hacer un gol, cifras que sorprenden y de que manera para un jugador que no ha hecho otra cosa más que marcar y marcar. Ahora Cristiano vuelve a ser Cristiano, el jugador infalible en el área, el hombre que necesita en esta segunda vuelta sólo 3 disparos para hacer un gol y que lo viene demostrando partido tras partido.

Puede parecer que no tiene incidencia en el juego, pero lo cierto es que a la primera oportunidad que tenga, no la desaprovechará. El portugués vuelve a tener el olfato de cara a gol bien afilado y ya supera a Messi en goles en esta temporada (33 contra 32) y con siete partidos menos en sus piernas. Da igual que le sancionen injustamente o que no juegue por descanso, cuando Cristiano está así, es imparable, el culpable del estado de forma del portugués, es él mismo.

¿A que se debe esta gran versión de Cristiano?

El plan de ‘mini pretemporada’ diseñado por Antonio Pintus en el mes de enero empieza a dar sus frutos. Cristiano Ronaldo no jugó ningún partido entre semana en el primer mes del año, se perdió todos los encuentros de Copa del Rey y entrenó a conciencia para coger fondo físico de cara a la recta final de la campaña. Las piernas le ‘pesaban’ en enero pero ya en febrero comenzó a volar y, a dos meses y medio vista del final de campaña, se encuentra ya al 90% y muy cerca de su mejor versión.

Si Cristiano Ronaldo está bien, los goles llegan casi por inercia. El goleador madridista ha marcado catorce goles en los ocho últimos partidos de Liga y ha marcado en los siete últimos encuentros consecutivos-12 goles en total-. Lo ha hecho en Liga y en Liga de Campeones y ha sido decisivo para que el Real Madrid esté ya entre los ocho mejores de la Copa de Europa.

En la memoria de los madridistas todavía ocupa un lugar de privilegio, el sprint final de temporada realizado por Cristiano Ronaldo en 2017. Gracias a él, los blancos se alzaron con la Liga y levantaron la Duodécima Copa de Europa. Pues bien, Ronaldo solamente tiene un objetivo en mente: si cabe mejorar lo realizado en 2017. Ha empezado a despegar incluso antes que el año pasado. Con un Cristiano Ronaldo así, el madridismo puede soñar con todo ¿incluso con la tercera Champions consecutiva?