El desesperado llamado de Neymar a su padre.. ¡PARA NO VOLVER A PARÍS!

Para Neymar Jr. la eliminación del PSG en la Champions League ha sido un auténtico mazazo. Tras la grave lesión que sufrió hace un par de semanas una de sus motivaciones para recuperarse lo más rápido posible era poder jugar las rondas finales del máximo torneo continental. Pero llegados a este punto al ‘crack’ ya no hay nada que esta temporada le ilusione en París, por lo que incluso no descarta no volver a pisar el Parque de los Príncipes.

El diario ‘ABC’ abre este sábado su edición con un auténtico ‘bombazo’. Según sus informaciones Neymar Jr. ya le ha pedido a su padre y agente que haga todo lo posible para que no vuelva a jugar en el PSG. Y es que el delantero ya ha hecho sus cuentas y sabe que probablemente la recuperación de su reciente operación se pueda alargar hasta tres meses. De hecho, visto lo visto, él ya no tiene ninguna prisa para acortar los plazos, porque a día de hoy lo que realmente le importa y le motiva es el Mundial de Rusia.

Neymar sabe que la cita mundialista es el único escaparate que le queda para brillar esta temporada, por lo que va a centrar su recuperación en ponerse a punto y llegar a tope en esta cita. Poco le importa ya la Ligue-1 francesa, así como la Copa y la Copa de la Liga. De hecho, la primera ya está casi en el bolsillo del PSG, mientras que en las dos otras competiciones este equipo es el claro favorito para su conquista.

Todo ello le habría llevado a decirle a su padre que no quiere volver al PSG. E incluso estaría asegurando que esta decisión es “irreversible” por su parte. Y tiene cuatro razones para tenerlo claro: los pitos que sufrió hace unas semanas por querer lanzar un penalti por delante de Cavani, el poco apoyo que ha tenido de sus propios compañeros en esta polémica, la decepcionante actuación del equipo ante el Real Madrid en la Champions y su claro deseo de fichar por el club blanco, el conjunto que reina en Europa desde 2014.

Por todo ello, según ‘ABC’, Neymar incluso estaría dispuesto a bajarse su sueldo de cerca de 36 millones de euros netos por temporada para que el Real Madrid pueda afrontar mejor su millonario fichaje. No en vano, para el brasileño la felicidad es un aspecto fundamental y en París no la tiene. Para él es vital poder competir en una liga puntera y defender los colores de un equipo poderoso fuera y dentro del campo. Algo que no está encontrando en Francia y que sabe que recuperaría en la capital de España. De ahí que él ya haya accionado el mecanismo para que su entorno le lleve a donde quiere estar realmente: el Santiago Bernabéu.