El presidente del Atlético cierra la puerta en las narices

Enrique Cerezo no se anda con rodeos. Su  ambición futbolística es construir un equipo que pueda competir a tope en las tres competiciones: Champions League, La Liga y Copa del Rey. Así que cuando observa que su estrella comienza a ser seducida por otros equipos, se cierra en banda.

 

Antoine Griezmann, precisamente, es el jugador que tiene ofertas de varios equipos. Su representante conoce el interés de Real Madrid, Manchester City y Barcelona. Sin embargo, en una rueda de prensa, Enrique Cerezo puso la tranca. “Griezmann no puede marcharse porque su contrato no ha finalizado con nosotros”.

Las palabras han caído como un jarro de agua fría en el Barcelona.  Griezmann se ha reunido con agentes del club. Ha mantenido conversaciones con los pesos pesados del equipo. E incluso,tendrían reservado el ‘7’ para el crack francés.

Así que, tras la decepción del Barcelona, el gran beneficiado de este lío sería el Real Madrid: la cúpula madridista creen que la operación puede llegar a buen puerto si deciden pagar la cláusula de rescisión: 150 millones de euros.