¿Quién fue el mejor y el peor frente al Celta?

El Real Madrid ha entrado en una dinámica misteriosa. Si bien es cierto que la delantera ejecutó la presión para romper líneas de pase entre defensores y medios, los medios se mostraron lúcidos para trasladar el balón y los defensores estuvieron atentos a sus marcas durante los primeros minutos, luego se llenaron de ansiedad y eso los llevó a cometer muchísimos errores colectivos.

El Celta desnudó el nivel físico y de concentración del equipo. Ronaldo pierde un balón en la derecha y de inmediato, los extremos del Celta atraviesan el campo para convertirse en opción de pase. El que va por la derecha, que es Bass, tiene una pradera vacía por delante, rompe el fuera de juego, recibe el balón y dibuja una obra de arte en la nariz a Keylor Navas. 1-0.

 

Pero apareció, como un trueno, Bale por ambas bandas. El mejor del equipo. El crack inglés interpretó de forma magistral el espacio vacío que había entre el central y el arquero. y con gran eficacia cruzar el balón al segundo palo para poner el empate en el marcador. 1-1.

 

Y luego, en una diagonal filosa, aprovechó el exquisito pase de Isco para acariciar el balón, cambiarle la trayectoria y ponerlo fuera del alcance del portero español. 2-1.

 

Marcelo Vieira, en plenitud de condiciones, es uno de los mejores laterales del mundo: regatea con facilidad a sus rivales, lanza centros precisos, e incluso ofrece garantías defensivas: no siente presión por salir jugando y a veces ofrece seguridad en la defensa. Sin embargo, ayer fue una sombra de ese jugador. Estuvo desconcentrado, tiene un bajón físico evidente y ayer cometió un par de errores que le costaron tres puntos al equipo. 2-2.

Por eso, lamentablemente, hay que catalogarlo como el peor…