Uno de estos cracks estuvo a centímetros de fichar por el Madrid

En el año 2015, las alarmas en el club de Concha Espina se encendieron durante la primera vuelta del campeonato local. El Real Madrid estaba en un nivel físico muy bajo; y además carecía de alma y actitud. Todos apuntaban a un hombre: Rafael Benítez.

La tensión entre jugadores y técnico era insoportable. Se notaba en el terreno de juego: los jugadores caminaban distraídos por el campo, no se comprometían a cerrar espacios y los rivales más débiles le pintaban la cara.  Florentino pensó en dos soluciones: una, despedir al entrenador y otra, fichar a un galáctico.

El ‘presi’ lo conocía de antes. Durante el verano del 2008, dos promesas brasileñas estaban apuntando fuerte. Ambos pertenecían al mismo equipo sub-16 que maravillaba a muchos. Ese equipo era una orquesta. Pero había un niño bajito, de cabello negro que la rompía. Tenía apenas 14 años. Debido a su talento, precisión e imaginación en el terreno de juego, fue entrevistado por varios periódicos, mientras se encontraban de gira en España. Uno de ellos, de gran renombre, le sacó una frase que quedará para la historia. “El Real Madrid es el mejor equipo del mundo“. El niño, que había hecho esa declaración era Phillip Coutinho.

José Angel Sánchez, director general del Real Madrid, fue el encargado de establecer un puente entre el club y el jugador. El trabajo de Sánchez fue admirable;  solo faltaba la firma del Madrid para que Phillip se enfundase la elástica blanca.

Sin embargo, el fichaje no se realizó porque el equipo mostró una excelente mejoría  de la mano de Zidane y Pérez estuvo conforme con el rendimiento de la plantilla. Así que vio innecesario invertir en él. ¿Hubiese tenido un hueco Coutinho en este Madrid?